¡Odio A Mi Suegra!

Odio A Mi Suegra

Marta concurrió a consulta diciendo:

Yo me llevo muy bien con Pedro mi pareja, pero no puedo soportar a mi suegra, hasta siento desprecio hacia esa mujer que se hace la buenita con mi esposo y es una bruja solapada conmigo.

Y por culpa de ella cada dos por tres nos encontramos discutiendo con mi pareja a quien le cuesta ver lo mala y desconsiderada que es su madre.

Vamos a realizar la constelación familiar de la situación que me comentas.

Por favor elige una figura para ti, otra para tu esposo y otra para tu suegra.

(colocar a una pareja enfrentada a la suegra)

Primero que nada me gustaría saber qué es lo que piensa la suegra de su nuera

La verdad es que no me gusta nada

Pienso que mi hijo merece algo mejor

Yo nunca hubiera elegido a alguien como ella

Pedro te pido que con todo amor le digas a tu madre

Querida mamá, yo te quiero mucho

Reconozco cuanto te debo por haberme dado la vida

Y sé que he elegido a una pareja que no es lo que tú hubieras elegido

Pero esta pareja la he elegido yo para mí

Siempre has sabido guiarme en forma acertada

Pero yo he decidido formar pareja con Marta

Y necesito que me des tu bendición

Por favor dale honra a tu madre

Marta ahora te pido que te dirijas a tu suegra con respeto y le digas

Yo he dejado a mi madre y a mi padre para casarme con su hijo

Mi lugar es a su lado

Lo amo y deseo lo mejor para él

Y le seguiré donde sea que él vaya

Me siento muy afortunada por haber descubierto todo lo bueno que usted ha logrado enseñarle

Por favor mírenos con buenos ojos

¿Cómo se encuentra la suegra?

Me siento bien, y en realidad algo sorprendida

Creo que mi hijo  ha elegido a alguien que realmente lo quiere

Entonces esta constelación ha terminado

Para que se pueda lograr una buena relación de pareja es necesario que ambos cónyuges sean capaces de afirmarse como adultos y abandonar el nido donde han sido criados.

Cuando uno de los dos no ha crecido lo suficiente, y trata de formar pareja, las cosas no suelen salir bien

Con mis mejores deseos
Dr. Roberto A. Bonomi