Quiero Mi Tercer Pareja

Quiero Mi Tercer Pareja

Carmen se presenta en mi consulta diciendo:

Actualmente estoy divorciada de mi segunda pareja con la cual he tenido dos hijos que ya son adultos, y previamente he tenido otra pareja con la cual no he tenido hijos.

Quisiera poder encontrar a alguien con quien pueda ser feliz.

Entonces le dije: Por favor te pido que elijas a una figura que desees que te represente, y que configures tu familia actual, incluyendo en la misma a tus hijos y a tus dos parejas anteriores

¿Qué es lo que siente el hijo? Yo me siento bien

¿Qué es lo que siente la hija? Yo me siento bien

¿Carmen, qué es lo que sientes tú?

Carmen dijo: Yo no quisiera tener tan cerca a mi ex pareja

El segundo marido es entonces alejado del grupo familiar y nuevamente les pregunto a Carmen y a sus dos hijos como se sienten con ese cambio, y todos dicen que se sienten bien.

Entonces sentí el impulso de decirle: Mi percepción es que no está siendo revelada toda tu situación actual, y puesto que siento en mí que existen problemas con tu hijo necesito preguntarte

¿Carmen cuál es el problema con tu hijo? ¿Por qué tienen discusiones frecuentes?

Carmen dijo: Lo que pasa es que él es muy parecido a su padre

Esta respuesta confirmó que mi percepción de que las cosas no iban tan bien como Carmen me las contaba era correcta, así que continué preguntándole ¿Y por qué tienes tantas discusiones con tu hija?

Carmen dijo: Porque a ella le molesta que yo le haga observaciones sobre cómo debería hacer las cosas.

Entonces creo que la ubicación correcta de ellos dos debería ser la siguiente.

¿Cómo te sientes tú al respecto?

Carmen dijo: Me siento bien

Luego Carmen me pregunta: ¿Por qué se le ocurrió preguntarme acerca de las discusiones con mis hijos, si yo no le había dicho nada al respecto, y además cuando coloqué las figuras, pensé cuál era la mejor forma de mostrarle lo bien que nos llevamos los tres?

Mira Carmen, cuando se realiza una constelación, tanto el consultante como el terapeuta se conectan con el alma de la familia, y afortunadamente tú puedes no decirme nada, e inclusive puedes mentirme, pero eso no evita que yo de todas formas pueda percibir cuáles son los verdaderos sentimientos de los participantes. No hay forma de que te escondas de mí, porque yo te veo claramente como si fueras transparente.

Cabe aclarar que Carmen ha solicitado previamente un análisis transgeneracional, por lo cual ya me ha comentado que su segundo marido era una persona que practicaba la violencia de género y que eso ya había sucedido previamente en su familia con su propio padre, quien agredía a su madre

A continuación le dije a Carmen: En este momento estoy percibiendo una información que no me has proporcionado y que me resulta sumamente curiosa, pues de acuerdo con tu estudio transgeneracional tú has sido víctima de violencia de género, pero yo estoy sintiendo que tu ex marido reaccionaba de la forma en que lo hacía porque tú le provocabas y lo provocabas, hasta que él terminaba explotando

Pero Carmen contestó: No, yo no lo provocaba

Y entonces le respondí: Carmen, no tengo ninguna duda de lo que te estoy diciendo, recuerda que yo puedo ver hasta lo que no me quieres contar. Y por lo tanto te reitero que tú provocabas a tu marido, y hacías cosas que sabias perfectamente que a él no le gustaban, y precisamente esa era la razón por la cual las hacías: para molestarlo

Carmen entonces aceptó: bueno si, algunas veces lo hice

Eso es muy comprensible pues siento que tu juego consistía en provocarlo, para que él te agreda y así ser su víctima, y tener entonces buenos motivos para divorciarte de él.

Vamos a incorporar ahora a tu familia de origen.

Y Carmen incorporó a sus padres y a su hermana

Cuando le solicite a Carmen que se coloque en el papel de cada uno de ellos y me diga cómo se sentían, me dijo que todos se sentían bien, a lo cual yo le respondí

¿Dime por qué tu padre no te quiere mirar?

Porque él después de tener a mi hermana mayor, quería tener un varón

Dime ¿por qué tu hermana era la preferida de tu madre?

No sé por qué sucedía eso, pero siempre fue muy evidente

Entonces creo que el lugar adecuado para ella es más cerca de tu madre

Carmen coincidió diciendo: Si, me parece bien

Entonces yo le dije a Carmen: Siento que la relación de pareja de tus padres no era nada buena, es más, me atrevería decir que seguramente tenían problemas con las relaciones sexuales

Su respuesta fue: No se lo de las relaciones sexuales, pero era evidente que no se llevaban bien

Y también creo que tu problema de pareja está constituido por la fidelidad familiar. Es decir que para ser una buena hija, no tienes derecho a ser más feliz en la pareja de lo que ha sido tu madre, y como ella no fue feliz en su pareja, tú te has sentido inconscientemente impulsada a arruinar tus parejas

Así que te voy a colocar delante de tu madre, y te voy a pedir que repitas lo que yo voy a decir

“Mami”

“Yo soy la hija”

“Tú eres la grande”

“Tú eres la que sabe”

“Pero yo deseo ser feliz con mi pareja”

“Y por eso te pido que me bendigas”

“Yo te sigo queriendo y respetando como madre”

“Pero necesito que me autorices a ser feliz con mi pareja”

Carmen repitió todo lo indicado y luego le dije:

“Y ahora dale honra a tu madre.”

Una vez que Carmen le dio honra a su madre le dije: Carmen, con esto damos por terminada esta constelación. Siempre puedes solicitar una nueva constelación para abordar otro problema, pero este ya está encauzado así, y ahora hay que darle tiempo a las imágenes internas para que modifiquen tu realidad.

Y entonces Carmen contestó: Me doy cuenta de que lo que me ha dicho tiene que ser mi problema, pues ahora estoy tomando consciencia de que yo he tenido un aborto, que mi madre ha tenido un aborto y que mi abuela también ha tenido un aborto

Y entonces le dije: En este momento has salvado a tu hija de tener un aborto

Con mis mejores deseos

Dr. Roberto A. Bonomi